jueves, 28 de octubre de 2010

Hacer pompas de jabón

Rellenar el tubito de plástico con agua y mistol de tu madre, mojar un poquito y soplar todo lo que puedas, ¡y una y otra vez! Verlas volando y brillando, y correr tras ellas para que con tan solo rozarlas las hagas desaparecer. Y volver a mojar y volver a soplar, y volver a recordar momentos de la infancia, reír como cuando eras niña… ¿No es verdad que en ocasiones queremos coger estos objetos con la misma ilusión que de pequeños tan solo para recordar esos momentos?

2 comentarios:

  1. Pues no habre hecho yo pompas de peque... jejej, que buenos recuerdos me trae! =)

    ResponderEliminar